Crnica de la sesin del 8 de enero de 2021: el tipi

Fecha de publicacin: 

Siete cuentos contados por 5 cuentistas ante un grupo de 16 personas.

El Tipi 08-01-2021

En esta sesión, los cuentos se basaron en una imagen que para algunas personas parecía un tipi, para otras un hogar y para alguna más un gorro de Nochevieja.

Inició ANABEL R. dándonos una calurosa bienvenida, necesaria para acomodarnos en esa fresquita noche. Ella nos llevó a un país donde no existían las puntas, no había esquinas porque todo era redondeado. Las únicas figuras puntiagudas eran suaves y delicadas y hasta las personas tenían una manera muy distinta de ver las cosas. En ese país, tan inusual, las cosas funcionaban con una lógica muy diferente, más razonable y humana.

Por su parte, ANABEL MURO relató una de esas historia que viajan por el mundo con los pueblos nómadas, viajeros que son bien recibidos en los pueblos porque se sabe que traen historias para contar. Y esta fue la de un muchacho que heredó una gran fortuna pero, lamentablemente, no heredó sabiduría. Pero todo cambió en él gracias a un incidente que le obliga a «levantar cabeza».

MANUEL I. nos contó no solamente un cuento, sino también que estaba de aniversario. Festejaba que hace exactamente una año se animó a contar cuentos por primera vez en nuestro Club de los Cuentistas, y con su cuento hizo una analogía de lo que es un hogar, a través del pensamiento de un gusano que quiere ser diferente al resto.

CHRISTIAN continuó con una divertido cuento llamado “El lobo en calzoncillos”, en el que el componente del miedo hace que los animales tomen medidas drásticas para su comunidad en el bosque, sin conocer el origen real del temor que sienten.

De los pueblos originarios de Venezuela, ERIKA nos trajo una historia de los mitos y leyendas que se transmiten oralmente, en esta ocasión la historia de un temible Dios y del origen de los rayos y los truenos.

En el segundo round de ANABEL R. el poder de la imaginación infantil forma parte de un bello relato de un tiempo pasado pero no antiguo, donde el juego y la imaginación nos dan grandes lecciones en la niñez.

Y para cerrar esta magnífica sesión de cuentos, nuevamente a ANABEL MURO nos hizo reír con la historia de un hombre muy terco que, creyendo que un forastero era adivino, le pide que le conteste una fatídica pregunta, que lo vuelve más terco de lo que ya era.

Y de esa manera finalizó otra divertida y amena sesión del Club de los Cuentistas. A pesar de lo difícil que es contar cuentos con mascarilla puesta, con el fresquito de esta tarde hasta se agradecía llevarla.

¡Hasta la próxima!

La crónica de hoy ha sido escrita por CHRISTIAN.

Las fotos, el montaje fotográfico y el vídeo son de TXEMA G.

Euskadi, bien comn