Crnica de la sesin del 10 de diciembre: "El avin"

Fecha de publicacin: 

Nueve cuentistas y casi 50 personas asistieron a esta sesin tan completa.

Club de los Cuentistas 10/01/2020: El avión

Comenzamos el año viajando a través de las historias de nuestros cuentistas.

Iniciamos el viaje con FÉLIX, quien, con su ejercicio de cálculo mental, hace que iniciemos el despegue con la mente despierta.

Continuamos este peculiar periplo con MIGUEL y con Joan (o Juan) Pujol, el espía que consiguió engañar a todos, incluso a Hitler.

De la mano de IÑIGO nos vamos a un país precioso donde viven todas las familias de animales que puedas imaginar. Pero claro, aquí también se aprenden cosas; y nuestra joven águila aprendió qué para poder volar primero hay que querer volar.

Continuamos nuestro recorrido con MIREN y su buen amigo Luis Alberto; es un chico con un corazón tan bueno, pero tan bueno, que hasta consigue romper el hechizo y convertir a la pícara hiena en una buena hiena. Eso sí, el hechizo igual sólo se rompe en el corazón de ellos dos.

MANUEL I. nos lleva de viaje en aviones de papel que llevan escritos nombres de enamorados y van directos al corazón de quien los recibe. Al final, descubrimos que de joven fue un experto en hacer aviones de papel...

Qué viaje más bonito hacemos con CORINA para pedir un corazón nuevo a los Reyes Magos. Nuestro amiguito, el protagonista de la historia, lo necesita para su abuelo, a quien se le había estropeado por tener tanta gente dentro.

CHRISTIAN nos cuenta una historia que lleva muchísimos años viajando de boca en boca. Y gracias a esa leyenda, aunque no lo creáis, nos enteramos de por qué somos tan diferentes los seres humanos; claro que, para ello, hemos necesitado conocer a la abuela Luna y a sus ayudantes.

Aterriza en la contada ANABEL R., para enseñarnos que “SI LO DESEAS CON FUERZA, SUCEDERA”. Pero todos sabemos que, por mucho que el destino trabaje para ello, si tú no pones algo de tu parte las cosas no suceden, aunque las desees mucho.

El viaje de hoy se acaba con ANABEL M. y su feliz compañero Ramón, quien todas las noches soñaba y soñaba... Pero un día, para su tristeza y angustia, le roban los sueños. Porque ¿quién eres si no tienes sueños?

Euskadi, bien comn