Club de los Cuentistas

CLUB DE LOS CUENTISTAS / KONTULARIEN KLUBA

Crónica de la sesión del 12 de abril: torre

Fecha de publicación: 

El mes de abril nos trajo una edición un poco especial del Club de los Cuentistas. El inicio de la Semana Santa y la celebración de la Feria del Libro restó contadores y público a una sesión que, por lo demás, divirtió de lo lindo a los y las presentes.

Dio inicio a la contada CORINA, que nos habló de la magia que las personas mayores tienen para niños y niñas, como si fueran verdaderas hadas que calmaran sus miedos y devolvieran las sonrisas a sus rostros.

MIGUEL recordó a sus cuatro mujeres, tan diferentes y tan interesantes: la 1ª una médica especializada en unos trasplantes muy "especiales"; la 2ª una maestra empeñada en enseñar a hacer las "cosas" bien, aunque hubiera que repetirlas las veces que hiciera falta; la 3ª una obsesa de la limpieza, más preocupada por las manchas de sangre de su marido suicidado que por él mismo; y la 4ª… Bueno, la historia de la cuarta se desinflaba a medida que pasaba el tiempo.

MIREN nos trasladó a los cuentos clásicos, y nos habló de Vasilisa, una pequeña niña que tuvo que enfrentarse a dos terribles oponentes: su madrastra y la bruja Baba Yaga. Pero consiguió salir con bien de todos sus problemas gracias a la ayuda de su muñeca mágica.

NYANGA nos presentó a Milda y Alberto Olsen, una pareja que, al final de su feliz vida, se pregunta si no sería posible alargarla un poquito más. Y, aunque todo el mundo piense que eso no es posible, Alberto tiene otra opinión, bastante contundente, por cierto.

ANABEL MURO nos hizo reír con las aventuras del fogoso Sir John, superdotado caballero que pierde sus atributos en una batalla contra los franceses. Un mago le devolverá su perdido vigor a cambio de permanecer 500 días en silencio apartado del mundo. Lo que nunca pudo sospechar Sir John es que el mago aprovecharía su retiro para intimar con su mujer, lo que desembocó en una tragedia de suicidios y automutilaciones.

Y como colofón, MANUEL nos presentó a Marisabidilla, desafortunada mujer que, a pesar de saber de todo, nunca llegó a conocerse a sí misma.

Y así dimos por concluida la primera sesión primaveral de este curso. Seguro que en Mayo estaremos más cuentistas y más escuchantes.

RÓBER ha escrito la crónica de hoy.

TXEMA GARCÍA ha hecho las fotos, el montaje y el vídeo